Documento sin título

Google

Las TICS en los procesos de Ense√Īanza y Aprendizaje

Las TIC han llegado a ser uno de los pilares básicos de la sociedad y hoy es necesario proporcionar al ciudadano una educación que tenga que cuenta esta realidad.

Las posibilidades educativas de las TIC han de ser consideradas en dos aspectos: su conocimiento y su uso.
El primer aspecto es consecuencia directa de la cultura de la sociedad actual. No se puede entender el mundo de hoy sin un m√≠nimo de cultura inform√°tica. Es preciso entender c√≥mo se genera, c√≥mo se almacena, c√≥mo se transforma, c√≥mo se transmite y c√≥mo se accede a la informaci√≥n en sus m√ļltiples manifestaciones (textos, im√°genes, sonidos) si no se quiere estar al margen de las corrientes culturales. Hay que intentar participar en la generaci√≥n de esa cultura. Es √©sa la gran oportunidad, que presenta dos facetas:

-integrar esta nueva cultura en la Educaci√≥n, contempl√°ndola en todos los niveles de la Ense√Īanza
-  ese conocimiento se traduzca en un uso generalizado de las TIC para lograr, libre, espontánea y permanentemente, una formación a lo largo de toda la vida

El segundo aspecto, aunque tambi√©n muy estrechamente relacionado con el primero, es m√°s t√©cnico. Se deben usar las TIC para aprender y para ense√Īar. Es decir el aprendizaje de cualquier materia o habilidad se puede facilitar mediante las TIC y, en particular, mediante Internet, aplicando las t√©cnicas adecuadas. Este segundo aspecto tiene que ver muy ajustadamente con la Inform√°tica Educativa.

No es f√°cil practicar una ense√Īanza de las TIC que resuelva todos los problemas que se presentan, pero hay que tratar de desarrollar sistemas de ense√Īanza que relacionen los distintos aspectos de la Inform√°tica y de la transmisi√≥n de informaci√≥n, siendo al mismo tiempo lo m√°s constructivos que sea posible desde el punto de vista metodol√≥gico.

Llegar a hacer bien este cometido es muy dif√≠cil. Requiere un gran esfuerzo de cada profesor implicado y un trabajo importante de planificaci√≥n y coordinaci√≥n del equipo de profesores. Aunque es un trabajo muy motivador, surgen tareas por doquier, tales como la preparaci√≥n de materiales adecuados para el alumno, porque no suele haber textos ni productos educativos adecuados para este tipo de ense√Īanzas. Tenemos la oportunidad de cubrir esa necesidad. Se trata de crear una ense√Īanza de forma que teor√≠a, abstracci√≥n, dise√Īo y experimentaci√≥n est√©n integrados.

Las discusiones que se han venido manteniendo por los distintos grupos de trabajo interesados en el tema se enfocaron en dos posiciones. Una consiste en incluir asignaturas de Informática en los planes de estudio y la segunda en modificar las materias convencionales teniendo en cuenta la presencia de las TIC. Actualmente se piensa que ambas posturas han de ser tomadas en consideración y no se contraponen.

De cualquier forma, es fundamental para introducir la informática en la escuela, la sensibilización e iniciación de los profesores a la informática, sobre todo cuando se quiere introducir por áreas (como contenido curricular y como medio didáctico).
Por lo tanto, los programas dirigidos a la formación de los profesores en el uso educativo de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación deben proponerse como objetivos:
- Contribuir a la actualización del Sistema Educativo que una sociedad fuertemente influida por las nuevas tecnologías demanda.
- Facilitar a los profesores la adquisición de bases teóricas y destrezas operativas que les permitan integrar, en su práctica docente, los medios didácticos en general y los basados en nuevas tecnologías en particular.
- Adquirir una visión global sobre la integración de las nuevas tecnologías en el currículum, analizando las modificaciones que sufren sus diferentes elementos: contenidos, metodología, evaluación, etc.
- Capacitar a los profesores para reflexionar sobre su propia pr√°ctica, evaluando el papel y la contribuci√≥n de estos medios al proceso de ense√Īanza-aprendizaje.
Finalmente, considero que hay que buscar las oportunidades de ayuda o de mejora en la Educación explorando las posibilidades educativas de las TIC sobre el terreno; es decir, en todos los entornos y circunstancias que la realidad presenta.